Abril 20

No sé qué es eso del 420, pero al parecer es algo de drogas. Da igual.

Éstos últimos días no han estado tan mal, me he desahogado con mi otra yo, mi muy amada hermana del alma Alondra Ingart.

Le contaba mis desvelos, mis inquietudes e inseguridades. Me libré de todo el peso extra que sentía sobre mis hombros.

Fui una mala persona en el pasado, nunca pedí disculpas por mis actos porque estaba cegada. Era demasiado egoista. Me sentía vacía. Pero hace una semana, por fin me di cuenta realmente de mis errores y de todo el daño que hice. Así que le pedí disculpas sinceras a todo aquél que hube lastimado en serio.

Mi juventud estuvo por una época desperdiciándose, pero he decidido convertirme en una mejor mujer. Porque no quiero pasar el resto de mis días con amargura. Aunque sigan siendo pocos, es preferible disfrutar que sufrir.

Creo que hay un chico al que le gusto. Es mi tipo; delgado, alto, de cabello largo; tiene una sonrisa bellísima de la cual quedé cautivada desde la primera vez que la vi. Y sus ojos son de un hermoso turquesa que combina con su camisa/suéter a cuadros del mismo tono.

Continuará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s